ATW_Alpla_large

Cuando una sopladora Sidel Matrix no es suficiente

Alpla México vuelve a invertir en tecnología Matrix

El embotellador internacional Alpla se dio cuenta rápidamente de los beneficios que la tecnología de punta Matrix puede aportar a sus negocios en México. En el año 2012, tras la puesta en funcionamiento de una primera sopladora Matrix que reemplazó a un modelo anterior de sopladora Sidel, la empresa Alpla quedó tan impresionada que decidió adquirir una segunda máquina.

Alpla es un líder tecnológico en el mercado internacional que se enorgullece de desarrollar y producir soluciones de envasado en plástico perfectamente adaptadas a las necesidades de sus clientes. La empresa, que presta sus servicios en 39 países a través de sus 148 plantas de fabricación, siempre busca la forma de aumentar la eficiencia y el rendimiento para brindar a sus clientes un producto más sostenible. Esta es la razón por la que en un principio decidieron reemplazar las anteriores sopladoras Sidel por las sopladoras Matrix más recientes en la planta de Coca-Cola Femsa en Toluca, al sur de la ciudad de México.

«Cuando elegimos la solución Matrix para reemplazar nuestras antiguas sopladoras, buscábamos reducir nuestro consumo de energía y los costos de mantenimiento. Otro criterio clave en el proceso de decisión fue la facilidad de operación y de mantenimiento para los técnicos, así como la flexibilidad en los cambios para la producción de diferentes bebidas», sostiene el director técnico y de compras de Alpla, Martin Stark.

Alta velocidad, alta productividad
Después de iniciar la producción en febrero de 2012, pronto se hizo evidente que la sopladora Matrix era capaz de ofrecer la flexibilidad y la eficiencia de producción que Alpla necesitaba. Sin embargo, una sola sopladora Matrix sencillamente no era suficiente para una producción de 52 800 botellas por hora. Más tarde, ese mismo año, Alpla compró una segunda máquina, que entró en producción el pasado mes de febrero. Con una configuración de instalación de muro a muro, las dos sopladoras funcionan las 24 horas del día, los 7 días de la semana, a velocidades de 2200 botellas por hora por molde. Una sopladora está dedicada a la producción de botellas de 400 ml, mientras que la segunda produce botellas de 600 ml.

Botellas de PET virgen o de PET RPC
Gracias a sus más recientes innovaciones (el Ecoven con una amplia ventana de producción, una mejor ventilación en el horno y un estirado eléctrico), las sopladoras Sidel Matrix también proporcionan una mayor flexibilidad a Alpla. Pueden gestionar todo tipo de preformas, tanto de PET virgen o de PET RPC, recién inyectadas o provenientes del almacén, sin comprometer la calidad de la botella ni el rendimiento. Según Martin Stark: «Esta nueva solución representa una gran mejora con respecto a la tecnología anterior. Nos permite reducir el consumo eléctrico y utilizar una gama más amplia de materiales PET, además de ofrecer un gran potencial para el aligeramiento. Aún cuando la producción de botellas con un 50 % de preformas en PET RPC suele ser más compleja en términos de proceso, el desempeño de las botellas fue adecuado desde el principio».


Botellas aligeradas con un gran desempeño mecánico 
Sidel también estuvo disponible para asistir a Alpla en el diseño y el desempeño de la botella. Todas las botellas deben cumplir con las estrictas especificaciones de envasado de Coca-Cola relativas a la definición del proceso, el agrietamiento por tensión y el ensayo de rotura. Sidel trabajó para lograr estos objetivos a través del diseño de una nueva forma de fondo de botella que mejoró la resistencia de la botella a la presión interna y evitó el agrietamiento por tensión al definir el proceso correcto de calentamiento y soplado, mientras se reduce el peso global de la botella. «Fuimos capaces de reducir el peso de la botella de 400 ml de 20,5 gramos a 15,5 gramos, respetando las especificaciones de Coca-Cola», señala Martin Stark.

A toda velocidad
Después de realizar pequeños ajustes, ambas sopladoras estuvieron en condiciones de cumplir con los exigentes requerimientos de Alpla. El hecho de escoger este tipo de inversión supuso mucho trabajo de preparación por parte del equipo de Alpla, pero sus miembros están seguros de haber tomado la decisión correcta. «Se implementaron modificaciones menores en la sopladora para asegurarnos de llegar a los niveles correctos de rendimiento. Hoy, la eficiencia a 96,5 % es satisfactoria y la producción equivale a la velocidad de llenado de la línea. La disponibilidad y el tiempo de producción están en los niveles correctos y la tasa de defectos de botellas es más baja que la producción de la solución de soplado-etiquetado-llenado», comenta Martin Stark.


Tiempo de funcionamiento optimizado
La flexibilidad de la sopladora Matrix para gestionar fácilmente diversos tamaños y formas de botellas también fue un factor decisivo en la elección. «Tenemos un cambio de formato por día en 24 cavidades de soplado, por lo que necesitábamos flexibilidad y una operación sencilla. Por eso elegimos el Bottle Switch con el respaldo de las ventajas de la nueva interfaz hombre máquina (HMI), que es más fácil de manejar. Al anular la intervención manual, el estirado eléctrico también contribuyó a la reducción de nuestro tiempo de cambio» continúa Martin Stark.

Alpla también necesitaba asegurarse de que la nueva sopladora pudiera maximizar el tiempo de funcionamiento. Con un menor tiempo de mantenimiento y cambio de repuestos gracias a sus componentes sin lubricación y a la menor cantidad de partes mecánicas, la sopladora Matrix les brindaba el rendimiento que necesitaban.

Una colaboración a largo plazo
Sidel y Alpla tienen una relación de más de un cuarto de siglo. La inversión en las dos sopladoras Matrix es solo un paso más en la tradición de Alpla de implantar las tecnologías más avanzadas.

«Nuestra colaboración con Sidel está construida sobre la base de una asociación de confianza a largo plazo. Durante todo este proyecto, la comunicación entre nuestros equipos fue eficiente
y Sidel pudo responder favorablemente a nuestras necesidades cumpliendo con todos los plazos estipulados para la puesta en servicio. Este fue un factor importante en la decisión de invertir en
una segunda máquina», sostiene Martin Stark.
 
La Coca-Cola y la Mexicoke
La Coca-Cola fabricada en México es popular en el mercado estadounidense por su sabor aparentemente más natural. Algunos de los principales minoristas en los Estados Unidos
distribuyen la Coca mexicana o la Mexicoke, como se la conoce, que incluso tiene su propia página de Facebook con miles de fans.

Descarga el artículo en formato PDF.
Descarga la revista Inline 6 completa
Ahora puede acceder gratuitamente a la revista de Sidel INLINE en el App Store.

¿Desea obtener la app o
prefiere leer la revista en línea?

Ir al App Store  
Seguir en el sitio web