8.3.25

Reuse + Recycle

Napcor está recorriendo estados unidos y Canadá para promover el uso y el reciclado de los envases de PET. Una tarea que no está exenta de dificultades.

NAPCOR (National Association for PET Container Resources, Asociación Nacional de Recursos para Envases de PET), creada en 1987, es la asociación de comercio e industria que representa al sector del envasado en PET de Estados Unidos y Canadá.Sus objetivos son promocionar los envases en PET, eliminar las barreras que impiden la expansión de estos envases, facilitar el reciclado de los mismos y ser el portavoz del sector en cuestiones de medio ambiente y sostenibilidad. Sus 42 miembros (cifra válida hasta agosto de 2010, aunque continuamente se van sumando nuevos socios) pertene-cen fundamentalmente a cuatro catego-rías: fabricantes de resina de PET, fabricantes de botellas y tarros de PET, fabricantes de láminas de PET y productos termoformados, y proveedores de todos estos fabricantes.

 

Aunque es probable que muchos relacionen automáticamente el PET con el reciclado, lo cierto es que en Estados Unidos y Canadá NAPCOR está luchando para eliminar las reticencias y las falsas ideas en torno al PET y sus propiedades. Dennis Sabourin, director ejecutivo de NAPCOR, lo explica: "Po-sicionamos el PET como un envase sos-tenible preferente, así que tenemos que hacer frente a las inevitables barreras: cada día combatimos la creencia equi-vocada de que, en cierto modo, el PET es peligroso para la salud pública. Existen informes que aseguran que el PET filtra productos químicos, que incluye antimonio (producto empleado en la fabricación) y que es un ftalato que contie-ne disruptores endocrinos. Ninguno de estos datos es cierto. Tenemos mucho trabajo por delante hasta que desapa-rezcan estos mitos y se eliminen las tra-bas al PET".

 

Una de las principales tareas es abogar por que el uso de productos reciclados se convierta en una cuestión pública en Estados Unidos. "Si el reciclado y la utilización de productos reciclados formase parte de las políticas públicas en Esta-dos Unidos, hoy no tendríamos que ha-cer frente a estos retos -afirma Sabourin-. Una política pública fuerte es esencial para fomentar el reciclado doméstico".



NAPCOR promueve todo un conjunto de planes destinados a aumentar el nivel de reciclado y estimular el mercado del PET. Además, colabora estrechamente con la APR (Association of Postconsumer Plastic Recyclers, Asociación de Recicladores de Plástico Postconsumo) para impulsar el cambio en la industria.

 

NAPCOR ha trabajado en la promo-ción de los envases termoformados reci-clables, un área del PET con un enorme potencial de crecimiento en la que se incluyen estuches tipo clamshell, tazas, bandejas y tapaderas. Recientemente ha anunciado una importante iniciativa en colaboración con la Society of the Plastics Industry (Sociedad de la Indus-tria del Plástico, SPI). Dennis Sabourin explica el acuerdo alcanzado: "Busca-mos propuestas de empresas de reciclado que estén interesadas en establecer un programa destinado a la recuperación y el procesamiento de los envases termoformados de PET. Se prevé que el termoformado del PET suponga una importante contribución a la corriente del reciclado del plástico en Estados Unidos y Canadá, así que esta ayuda no ha podido llegar en mejor momento. Proponemos una subvención de 100.000 $ para aquellos operadores que puedan demostrar que poseen programas eficientes para el reciclado de enva-ses termoformados de PET". 

 

Además, NAPCOR ha estado trabajando con el Retail Council of Canada (RCC, Consejo de Minoristas de Cana-dá) para introducir un nuevo protocolo de pruebas que permita determinar el impacto de las etiquetas y los adhesivos en el PET. "Hay que estudiar la cues-tión de los adhesivos que se utilizan en las etiquetas -comenta Sabourin-. A menudo son tan fuertes que es imposible retirarlos, lo que impide reciclar los envases. Si superamos este obstáculo, conseguiremos que la cantidad de envases termoformados de PET reciclables au-mente considerablemente".

 

Otro avance reciente al que NAPCOR tiene que enfrentarse es el incremento de los aditivos degradables en el envasado: los fabricantes están recurriendo a ellos para que sus productos "desaparezcan" literalmente de los vertederos con el tiempo. Aunque se ha alabado como una "alternativa verde", esta idea de la degradación no está totalmente aceptada en la industria del PET. "En realidad, no queremos ir en esta dirección -asegura Sabourin-. Nuestro objetivo es preservar las moléculas de los envases de PET para que puedan volver a utilizarse. Los aditivos degradables tienen un impacto negativo en el potencial de reciclado de un envase, por lo que estamos advirtiendo de las conse-cuencias de su uso". NAPCOR es una inestimable voz para la promoción, la utilización y el recicla-do del PET en Estados Unidos y Canadá. A través de sus iniciativas y colaboraciones, está contribuyendo a garantizar el futuro de los envases.