Sidel Intelliblower bottle ES

UNA CALIDAD DE BOTELLAS EN PET ALTA Y UNIFORME GRACIAS A INTELLIBLOWER

El aspecto de la botella es, en definitiva, el factor que afecta la forma en que los consumidores perciben su marca. Por eso, las sopladoras Sidel Matrix™ aspiran a crear la más alta calidad y desempeño para las botellas en PET.

Hasta hace poco tiempo, el control de calidad para el soplado de botellas en PET implicaba frecuentes muestreos y ensayos de laboratorio de los envases, seguidos de ajustes por medio de procesos manuales. Como lo pueden confirmar muchos productores, este largo proceso reduce la eficiencia de la línea de manera considerable, ya que, de todas maneras, se podría producir una cierta cantidad de botellas fuera del rango de tolerancia. Además, al aligerarse los envases, el proceso de soplado ha cobrado una mayor importancia, debido a que una distribución deficiente o irregular del material tiene un efecto negativo sobre la calidad de toda la línea de producción e, incluso, puede conducir a una parada total de la producción. Con el sistema Intelliblower de Sidel para la autorregulación del soplado, la calidad y la solidez de la botella son uniformes, independientemente del peso del envase. Estas propiedades brindan a los productores la tranquilidad de saber que su marca tendrá la apariencia deseada en las estanterías de los comercios.

 

Una alta calidad uniforme


Los parámetros de la etapa de presoplado tienen un fuerte impacto en la distribución final del material. Al controlar estos parámetros, en lugar de solo centrarse en la regulación del calentamiento, el Intelliblower de Sidel provoca un mayor impacto sobre la uniformidad de la producción y la calidad del envasado. El sistema es autorregulable y los procesos de soplado se adaptan al mantenimiento de una distribución pareja del material de manera automática, solo con pequeñas variaciones.

 

La máquina detecta y corrige automáticamente las desviaciones en los procesos de la botella soplada, de manera que cada miligramo de PET se coloca en la forma de la botella de manera adecuada. Con un control a este nivel, el material se utiliza de modo óptimo y rentable. El Intelliblower no solo reduce el nivel de desechos, sino que, al combinarse con experiencia en envasado y capacidad de proceso, también proporciona un alto potencial de aligeramiento al PET, incluso al reciclado.

 

Una regulación con capacidad de respuesta


A menudo, en una línea de producción tradicional, las desviaciones en la distribución del material de las botellas están motivadas por una presión equivocada en el soplado de una sola estación, por la incorrecta calibración de un componente o por el desgaste de los elementos mecánicos. El sistema de autorregulación de Sidel evita estas desviaciones por medio del análisis y el control de la curva de soplado en cada una de las botellas. Estas acciones conducen a una distribución exacta y uniforme con un circuito cerrado en cada curva de soplado y ajustes de puntos importantes precisos durante la fase de presoplado. Esta regulación del proceso se gestiona con una muy buena respuesta mediante una automatización descentralizada y más reactiva, que permite un intercambio de información más rápido y de mejor calidad. En esa estación, solo se producirán cinco botellas consecutivas antes de que se valide la corrección. Para los productores, esta autorregulación representa menos ensayos y controles, y una mayor calidad.

 

Una autorregulación sencilla de la curva de soplado


La operación, diseñada para garantizar un manejo sencillo, está basada en una regulación continua y automática del proceso sin necesidad de intervención manual. Esta regulación se aplica a los tres parámetros principales: el comienzo del presoplado, el flujo de presoplado y la presión. El operador define el proceso de soplado que se adapta a las especificaciones técnicas de la botella; estos parámetros se utilizan para definir la curva de referencia de presoplado. Luego, la curva real de soplado se autosupervisa de manera sistemática en cada puesto de soplado durante la producción de botellas. Si se desvía de la curva de referencia, se lanza una corrección automática. Por último, las etapas del proceso de soplado real y de referencia se alinean de acuerdo a los tiempos de presoplado (comienzo y duración) y a la presión en todos los puestos de soplado. Esta regulación continua se realiza en todas las botellas para asegurar un cumplimiento uniforme de las especificaciones. Con Intelliblower, la desviación estándar de la distribución del material entre los diferentes puestos de soplado puede reducirse a la mitad en comparación con el rendimiento del proceso de una máquina sin el sistema de autorregulación.

 

Anticipar todo el mantenimiento


Todos los valores de proceso de los puestos individuales de soplado se registran en gráficos individuales en las páginas de la interfaz hombre-máquina (HMI, por sus siglas en inglés). Estos datos brindan a los operadores un panorama completo del desempeño del proceso y alertas respecto de cualquier desviación potencial; también destacan las estaciones donde se soplan botellas fuera de tolerancia. Además, gracias a esta perspectiva, el personal puede identificar rápidamente el puesto de soplado defectuoso y planificar el mantenimiento para que tenga un impacto mínimo sobre la producción. Aunque se identifique la necesidad de mantenimiento, la producción sigue siendo de calidad.

 

La inteligencia de máquina integrada en la sopladora Sidel Matrix permite un envasado seguro de alta calidad que cumple con las especificaciones exactas de la botella. Además de los resultados uniformes obtenidos en el proceso de soplado, la sopladora de Sidel también incorpora una protección exclusiva del cuello de la botella en el horno para mantener el desempeño del envase. Asimismo, reduce de manera significativa los costos de mano de obra y de control al disminuir la cantidad de operaciones de mantenimiento o manuales necesarias. Con Intelliblower, los fabricantes pueden conseguir un alto rendimiento y mayor información sobre su equipo de producción. En otras palabras, una mayor uniformidad en el desempeño y un mejor valor para su marca.


Con Intelliblower, la desviación estándar de la distribución del material entre los diferentes puestos de soplado puede reducirse a la mitad en comparación con el rendimiento del proceso de una máquina sin el sistema de autorregulación.

 

Descarga el artículo en formato PDF

Descarga la revista Inline 7 completa