8.3.5

ENTREVISTA CON EL DR ROLAND FOLZ

Dr. Roland Folz, Jefe del departamento del VLB de cerveza y bebida Ciencia y Aplicaciones.

¿Qué es el VLB Berlín?
El VLB Berlín, fundado en el año 1883 por los cerveceros y malteros alemanes, es un instituto de investigación y prestación de servicios alemán centrado en todo lo que concierne la producción y desarrollo de la cerveza, los licores y las bebidas sin alcohol. Hoy en día, unas 130 personas trabajan en las áreas de investigación, enseñanza, prestación de servicios e información para los sectores cervecero, maltero y de bebidas y para sus empresas de abastecimiento.

 

¿Cuáles son las principales funciones del VLB Berlín?
En su calidad de "asociación registrada", el VLB es un instituto independiente que está estrechamente vinculado con el sector cervecero internacional y con la industria relacionada y que colabora con la Universidad Técnica de Berlín (Technische Universität Berlin) en el campo de la ciencia cervecera. El VLB también ofrece una amplia gama de análisis técnicoquímicos y microbiológicos a la industria.



¿Qué regiones registran el más rápido crecimiento en la industria cervecera?
Si se observan las tasas mundiales de crecimiento de la producción de cerveza, África superó a Asia en 2010 con un incremento de aproximadamente un 7 %. Sin embargo, en términos de volumen, Asia continúa siendo el mayor mercado de la cerveza a escala mundial. Debido a su creciente vitalidad económica y a su población joven, diversos países asiáticos como la China, Vietnam, Corea, Tailandia y Camboya todavía tienen un importante margen de crecimiento en los sectores cervecero y de bebidas.



¿Cuáles son las tendencias generales para el envasado  de cerveza?
Las orientaciones varían ligeramente de una región a otra, pero la tendencia general es darle cada vez más importancia al envase, sobre todo en la gama premium, un sector en el que el envase se ha convertido en una parte fundamental del producto. Más allá de los aspectos prácticos y funcionales, el envase refleja el estilo, la calidad y la imagen a ojos del cliente. 



¿Hay alguna novedad en los envases para cerveza?
El PET, que originalmente se utilizaba para los refrescos y el agua, ha demostrado su idoneidad para el envasado de cerveza. En este sentido, la permeabilidad del oxígeno a través de las botellas en PET, que  generaba problemas relativos a la estabilidad del sabor, era un factor decisivo. Sin embargo, este problema ha experimentado mejoras considerables gracias a una serie de tecnologías actualmente disponibles. Otro reciente avance son los barriles de cerveza fabricados con PET que tienen la ventaja de ser mucho más económicos y ligeros que los barriles fabricados en acero inoxidable. Por otro lado, las latas fabricadas en PET están en una fase temprana de desarrollo. 



Tomando en cuenta sus ventajas asociadas, ¿el PET puede representar el futuro del envase en la industria cervecera?  
Estamos seguros de que el PET va a alcanzar una posición significativa en la mezcla de envases de cerveza, pero las botellas de vidrio, las latas y los barriles seguirán existiendo.



¿Cómo será el crecimiento del mercado de las botellas en PET en el futuro?
El crecimiento del mercado de las botellas en PET en el segmento de la cerveza debe considerarse como un asunto regional. En efecto, es probable que este mercado no siga creciendo en Rusia y en los antiguos países soviéticos por tratarse de una región donde estas botellas ya están presentes y cuya presencia se discute incluso en el plano político. En cambio, es muy posible que los mercados emergentes con menos tradición de botellas de vidrio, como la China, la India y algunos países de África, se conviertan en un mercado favorable para las cervezas en PET en el futuro. En el mundo occidental, que tiene una marcada tradición de botellas de vidrio y latas, hay muchas oportunidades para introducir las botellas en PET como el envase utilizado en los eventos públicos.



¿Qué puede hacer la industria de la cerveza con el PET que no pueda hacer con otros materiales?
La gran ventaja del PET es su flexibilidad. Partiendo de una preforma estándar, se pueden soplar botellas de formas y tamaños diferentes. Otro punto importante es su ligereza y su alta estabilidad. En ambos aspectos, el PET es claramente superior al vidrio.



¿Qué opina el VLB sobre la cerveza en PET y sobre el cambio de opinión en relación con el PET?
El VLB ha participado activamente en el desarrollo de la tecnología de barrera con el objeto de reducir la permeabilidad del gas a través de las botellas en PET. Este desarrollo nos ha permitido ganar bastante experiencia con el material. Mientras tanto, el PET se ha convertido en un material adecuado para envasar cerveza. Ahora bien, el éxito comercial de los envases en PET depende de la aceptación de los consumidores; por ejemplo, en Rusia y en otros países de Europa del Este, la cerveza en PET tiene una buena acogida mientras que en Alemania la aceptación del consumidor es extremadamente limitada.



¿Cómo están respondiendo  los cerveceros a las múltiples presiones sociales que se ejercen actualmente sobre el mercado de las bebidas?
Hay muchas evoluciones del mercado y restricciones que le complican la vida a los cerveceros, por supuesto que sí. Pero, en general, es muy importante destacar que normalmente la cerveza tiene un contenido de alcohol muy bajo y que su consumo moderado puede contribuir a un estilo de vida saludable. Esto hace de la cerveza un producto único y valioso.



¿Cómo encaja el PET en este panorama cambiante?
En materia de sostenibilidad, hay una serie ventajas en lo que concierne la reciclabilidad, y así debería abordarlo y hacerlo constar la industria. Esto va de la mano de la responsabilidad social para con el consumidor, especialmente cuando se envasan bebidas alcohólicas.



¿Cómo pueden contribuir el PET y sus proveedores con el programa de sostenibilidad y/o la ventaja competitiva?
Algunas personas critican el hecho de que el PET se fabrique con petróleo crudo, que es un recurso limitado. Pero, por otro lado, el consumo específico de energía para el transporte de las botellas llenas es relativamente moderado debido al bajo peso del material de envasado. Además, el PET es completamente reciclable. Todos estos factores son de gran importancia y deben tomarse en consideración al hablar de la huella de carbono total de un material de envasado. Los biopolímeros, fabricados con materias primas agrícolas, son una novedad interesante y tal vez representen una alternativa al PET en el futuro.

 

¿Cuáles son las nuevas tendencias en términos de equipamiento?
La importancia de la sostenibilidad es volver a ganar una posición dominante. Toda tendencia debe considerar los mínimos valores de consumo posibles, además de una huella decarbono reducida y una alta flexibilidad frente a los cambios de producto.

 

Según el VLB, ¿cómo pueden aportar los proveedores  propuestas de valor añadido  a los cerveceros? 
Los proveedores deberían centrarse en una mezcla de funcionabilidad y competencia global que proporcione éxito a largo plazo en vez de resultados rápidos. El hecho de entender al maestro cervecero, de ser receptivos a las necesidades del cervecero y a las innovaciones del sector también puede ser de gran ayuda.

 

Ahora optamos de nuevo por las líneas de selección y las botellas retornables. ¿Le parece que es una tendencia a volver a lo retornable?
En general, sí, por su carácter práctico, aplicable y, hasta cierto punto, sostenible. No obstante, la tendencia del mercado de individualizar las botellas en términos de forma, talla y dimensiones hace que todos los sistemas retornables sean bastante ineficientes.

 

Para terminar, ¿hay la tendencia entre los cerveceros de convertir sus líneas de pasteurización en túnel a pasteurización instantánea?
Sí, sí la hay. Esta tendencia también está impulsada por la sostenibilidad y por motivos de calidad. La pasteurización en túnel puede ocasionar un off-flavour de pasteurización indeseado en el producto (una alteración del sabor), principalmente producido por una operación incorrecta. La pasteurización instantánea ofrece más posibilidades de minimizar la carga térmica en el producto sin perder la estabilidad microbiológica. En el VLB seguimos esta tendencia muy de cerca junto con los cerveceros ya que no sólo se trata de una adaptación técnica sino también de un cambio significativo de toda la estrategia de pasteurización, lo que requiere una orientación muy cuidadosa.